Seleccionar página

Cuidadado de la manos

¿Como tienes la manos con este frio? ¿Secas, agrietadas, enrojecidas….?

Neutrogena Manos

Los Productos Neutrogena® para Manos te ayudan a cuidarlas y protegerlas. Las manos son, junto al rostro, las únicas partes de nuestro cuerpo que permanecen expuestas a todo tipo de condiciones externas: frío, sol, bacterias… incluso productos químicos, rozamientos y esfuerzos intensos en el caso de determinados tareas. Por este motivo, a pesar de que la piel de las palmas es más espesa para soportar la fricción, es también más vulnerable a la sequedad e irritación.

TRUCOS Y CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE LAS MANOS SECAS

La prevención y el cuidado diario son esenciales para luchar contra la sequedad, grietas, falta de suavidad y para devolver la elasticidad y belleza a las manos. Te contamos algunos hábitos que debes conocer y adoptar para tener unas manos hidratadas.

Proteger es el mejor cuidado para las manos secas

  1. Aplica crema hidratante a tus manos secas varias veces al día, masajeando para que penetre bien. Recomendamos optar por una crema concentrada a base de glicerina.
  2. Cuando te laves las manos no uses agua demasiado caliente. Usa un jabón suave y nutritivo. En caso de piel muy seca, evita la aplicación de gel antibacteriano y si usas desinfectante de manos busca uno con hidratante incorporado. Sécate siempre bien las manos suavemente, sin frotar demasiado para respetar la delicada epidermis.
  3. Por la noche, para reforzar el efecto del tratamiento aplica una capa generosa de crema y luego ponte unos guantes de algodón durante la noche. Bajo el efecto del calor, la hidratación será óptima y por la mañana, tus manos estarán tersas y suaves. Un verdadero tratamiento de spa en tu hogar.
Consejos para cuidar las manos agrietadas

Las manos agrietadas y resecas están relacionadas de nuevo con el problema de la falta de grasa, la deshidratación y la mala cohesión de las células de la capa córnea. Lo esencial para el cuidado de las manos agrietadas es protegerlas con guantes y usar cremas con los primeros signos de grietas.

Cuanto más profundas sean las grietas o cortes, más tiempo tardarán en reparase, así que usa un reparador intenso enriquecido con activos calmantes. Aplícalo varias veces al día, masajeando para que penetre bien. Este tipo de tratamiento suaviza la piel y ayuda a reparar la epidermis.

Con un poco de perseverancia, volverás a tener las manos suaves, tersas y sanas.

Comprar online pincha aqui

Pin It on Pinterest

Share This